Comenzó el Operativo Frío

De esta manera habrá unas dos mil camas en los establecimientos previstos destinados a las personas en situación de calle.

frio3

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, dio inicio al Operativo Frío, destinado a fortalecer la capacidad de respuesta hacia las personas que se encuentran en situación de calle frente a las bajas temperaturas del invierno.

“Para nosotros, es muy importante cuidar a la gente”, señaló Rodríguez Larreta, al destacar el trabajo de “un equipo de más de 700 personas de distintas áreas de gobierno” para “acompañar e intentar convencer” a quienes están a la intemperie de asistir a los paradores.

El mandatario indicó que habrá cerca de dos mil camas en los establecimientos previstos “tanto para hombres y mujeres como para familias” y destinados a que los afectados puedan “pasar una noche caliente, con una ducha y comida calientes. A aquellos que no logramos convencerlos, vamos a darles frazadas y comida caliente en la calle”, añadió.

A través de los equipos de Buenos Aires Presente (BAP), se llevará a cabo un trabajo de asistencia con más de 40 equipos móviles que recorren la Ciudad para trasladar a los afectados a lugares especialmente acondicionados para que puedan pasar la noche.

En ese marco, Rodríguez Larreta hizo énfasis en la comunicación a través de la línea 108 porque “eso hace acudir enseguida a los equipos. La asistencia es inmediata, pero es importante la difusión en esto: que todos los vecinos de la Ciudad nos ayuden”.

El Plan Prevención Frío, que comienza el 1º de junio y finaliza el 31 de agosto, cuenta con 35 lugares de alojamiento que están abiertos las 24 horas y garantizan pensión completa.

Además, el Jefe de Gobierno consignó que “los días de frío polar se hace un esfuerzo adicional y se ponen cocinas de campaña en algunos puntos estratégicos de la Ciudad, para llegar con una comida caliente a la gente que está en calle”.

“Es un gran esfuerzo de muchas áreas de gobierno que muestra el compromiso y la solidaridad que se pone para ayudar a la gente que más lo necesita”, remarcó.

En las más de 1.680 plazas disponibles en distintos paradores, las personas reciben atención social y acompañamiento profesional, elementos de higiene personal, ropa, comida caliente y cama.

De esta forma, más de 700 trabajadores y profesionales recorren la Ciudad durante las 24 horas para atender, orientar y acercar a las familias en situación de calle todos los recursos disponibles.