El bebé gigante volvió a marchar en Congreso

Este domingo miles de personas se concentraron frente al Congreso para pedir que no se despenalice el aborto.  Los referentes de la movilización fueron Gastón Recondo, Amalia Granata y Rolando Hanglin, entre otros.

bbx_1057812161_f99

El Congreso fue el lugar de encuentro de miles de manifestantes quienes marcharon este domingo contra la despenalización del aborto.

Este movimiento se replicó en diferentes puntos del país, bajo el polémico lema “Marcha por la Vida”, esgrimido por agrupaciones que se oponen al proyecto de ley despenalización del aborto que se discute en la Cámara de Diputados.

La marcha fue organizada la por la agrupación +Vida, que días atrás lanzó el pañuelo celeste junto a diputados antiabortistas; Argentina Pro Vida, la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) y la Red Federal de Familias.

El bebé gigante volvió a ser protagonista y también se vieron varios muñecos de juguete. Junto a carteles con la leyenda: “Quiero nacer. Tengo 8 semanas. Mi vida está en tus manos”.

Los referentes conocidos de dicho acto fueron Gastón Recondo, Amalia Granata, Mariano Obarrio, Maru Botana, Gisela Barret y Rolando Hanglin, entre otros.

Granata fue la encargada de leer un petitorio para exigir la defensa de la vida desde la concepción y pedir la derogación del permiso de aborto en situaciones extremas o excepcionales que rige en nueve provincias: “No discutimos una ideología sino valores humanos”, sostuvo.

La periodista consideró “muy importante que se escuchen las dos campanas, obviamente sin violencia, situación que es difícil porque cuando hay un proyecto de ley por salir y ambas partes se ponen eufóricas por defender su postura”.

“Queremos la vida de los dos”, se leía en otros de los carteles, aunque los números indican que con la regulación actual en Argentina hay alrededor de 450 mil abortos clandestinos por año. Y según  el anuario del Ministerio de Salud de la Nación, en 2016 murieron 245 mujeres embarazadas, de las cuales 43 fueron muertes por un “embarazo terminado en aborto”. Pero dada la penalización se estima que la cifra en mayor dado que algunos profesionales  modifican la causa para no comprometer a las mujeres.

El protagonista volvió a ser el embrión gigante que se construyó en La Plata. El muñeco se llama Alma, mide más de seis metros y representa a una nena de doce semanas de gestación. Este domingo volvió a formar parte de la manifestación, al igual que en la marcha del 25 de marzo.

Las audiencias sobre la despenalización del aborto en el Congreso finalizarán en dos semanas. En caso de que avance el dictamen, podrá ser tratado en el recinto de la Cámara de Diputados en poco tiempo. Durante esta marcha, los manifestantes les reclamaron a los legisladores que rechacen el proyecto de ley.

Al igual que en Congreso hubo marchas y actos en Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Mendoza, Santa Fe y Salta, entre otras ciudades del interior. En todas se reclamó por “las dos vidas”.