La Guía quedó detenida

Tras la polémica que se desató en unas horas luego de que la Ciudad distribuyera una guía para detener estudiantes se debió dar marcha atrás con la medida que permitía el ingreso de la Policía a las escuelas para llevarse detenidos a los alumnos.

0000512085


El Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (MPD) distribuyó un instructivo titulado “Guía MPD/ Escuelas” que precisa “cómo actuar cuando una fuerza de seguridad solicita información o ‘retirar’ a un alumno del establecimiento”.

En el documento se establece que las autoridades de la escuela no deberán interferir con el accionar de las fuerzas de seguridad, procurando siempre: preservar la integridad de la persona detenida, tomar nota del juzgado interviniente, dar aviso al abogado escolar, defensa particular o Defensoría Pública, tomar nota del lugar al que será trasladado el estudiante, anotar datos de la fuerza de seguridad interviniente, informar a los familiares en forma inmediata y verificar que el traslado sea realizado por personal femenino de la fuerza de seguridad.

Tras conocerse su contenido públicamente, se desató tal polémica en las redes que en pocas horas el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad de Buenos Aires salió a aclarar que la guía informativa “ha sido retirada de circulación por no reflejar adecuadamente la posición que tiene esta institución respecto de la intervención de las fuerzas de seguridad en establecimientos educativos”.

“Como es público y notorio,el MPD siempre condenó cualquier forma de intervención de las fuerzas de seguridad en las escuelas, por resultar contraria al derecho internacional de derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes”, agregaron.

En el mismo se determinaba que los únicos autorizados en el ámbito de la CABA para actuar son: la Policía de la Ciudad, Gendarmería Nacional, Prefectura y la Policía Federal, excluyendo a Fuerzas Armadas o personal de seguridad privada. Además, se establece que en casos excepcionales, se podrá requerir la detención de un estudiante sin orden judicial.

“Cuando se esté llevando a cabo la persecución de un delito y el estudiante ingrese a la escuela”, se podrá detener sin las orden. Y agrega el Ministerio: “Se deberá solicitar la intervención de la respectiva fiscalía a fin de que el juzgado de turno emita la orden correspondiente”. Adjunto al documento había un modelo de la orden a completar.

La Unión de Trabajadores de la Educación de la Ciudad de Buenos Aires expresó su rechazo a la guía. “En esta publicación se aborda lo educativo desde una mirada policial donde los posibles comportamientos de lxs estudiantes son estigmatizados y criminalizados”, señalaron.

“La preeminencia del trabajo educativo no puede verse obturada por las definiciones que se dan en el orden de la estructura policial, que objetivamente tienen metodologías vinculadas al control de las conductas sobre principios punitivistas. En todas las instituciones del ámbito escolar debe garantizarse el libre ejercicio de los derechos de que niñas, niños y adolescentes son titulares”, cerraron desde el gremio.

A través de un comunicado, aclararon que “la intervención del MPD en defensa de los estudiantes y la asistencia brindada al colectivo de padres en el amparo contra los instructivos y protocolos del Ministerio de Educación porteño, para los casos de tomas de escuelas”. Y añadieron que “el MPD denuncia toda forma de violencia institucional y asiste a quienes la padecen, en especial a los sectores más vulnerables de la sociedad y a aquellos que son criminalizados por la protesta social”.