Reclamo de justicia por agentes atropellados

Compañeros de los agentes de tránsito atropellados protestaron esta mañana en el Obelisco,  tras la muerte de Cinthia Choque, embestida junto a su compañero en un control el domingo a la madrugada.

Decenas de agentes de tránsito del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realizan durante esta jornada  un paro y protestaron en el Obelisco porteño tras la muerte de la agente Cinthia Choque, atropellada mientras realizaba un control en la esquina de Figueroa Alcorta y Tagle.

Todo ocurrió cuando Eugenio Veppo, el conductor embistió a la joven e hirió gravemente al inspector Santiago Sciciliano, y posteriormente se entregó a la Policía y permanece detenido. El auto habíasido comprado el viernes.

El hecho se desató en la madrugada del domingo, a las 3.30, en la esquina de avenida Figueroa Alcorta y Tagle, donde el Volkswagen Passat del periodista embistió a dos inspectores de Tránsito de la Ciudad que realizaban un control vehicular.

Los manifestantes reclamaron mejoras laborales, entre ellas “trabajar en blanco”. Según explicó el inspector que hizo declaraciones a la prensa en el Obelisco, “Cinthia se murió siendo monotributista hace seis años”.

“Nosotros sabemos que es un trabajo difícil, que estamos expuestos a porder salir lastimados. Todos los días compañeros son chocados y lo que le exigimos al Gobierno de la Ciudad es que se haga cargo de esto y que nos pongan en blanco. Pedimos tener una ART. Nosotros todos los años tenemos que renovar contrato”, explicó.

Como consecuencia del accidente Cinthia Choque, de 28 años, murió en el lugar, mientras que su compañero, Santiago Siciliano de 30, resultó gravemente herido, por lo que fue trasladado de urgencia al Hospital Fernández, donde permanece internado con politraumatismos graves.

Poco después, personal de la Policía de la Ciudad halló el vehículo abandonado a unas doce cuadras de donde embistieron a los agentes, en Silvio Ruggieri al 2800, y determinó que presentaba daños en el parabrisas, el capó, el guardabarros y la parrilla -además le faltaba la insignia de la marca-, todos del lado del acompañante.

El auto estaba registrado a nombre del periodista, quien trabajó en Ideas del Sur, radio 10, C5N y Canal 13 y actualmente lo hacía en el área de prensa del Registro Nacional de Datos Genéticos que depende del Ministerio de Justicia de la Nación.

Catorce horas después del hecho, Veppo se entregó en la comisaría comunal 1, donde quedó alojado y a disposición del Juzgado de Instrucción 13.